Flamenco en Málaga
  Administrador

3 Entrevistas


« VOLVER AL INDICE

¿Sergio, qué te gusta más, el flamenco o los verdiales?
- Los verdiales. Son anteriores al flamenco y es una cultura milenaria. A mí me gusta más el Estilo Montes, aunque yo me crié escuchando el Estilo Almogía y reconozco que musicalmente el Estilo Comares es más rico.

¿De dónde te viene tu afición a los verdiales, Sergio?
-De mis padres. Mi abuelo era platillero, mi tatarabuelo y un hermano de mi
madre. Cuentan que uno de mi familia, un tal Enrique, bailaba con dos cuchillos en las puntas de los pies, tradición del Barrio de Jeva.

¿Y tu afición a la guitarra?
-Viene por mi hermano Esteban, que me enseñó.

¿Quiénes te han gustado más en la Fiesta de Verdiales?
-A mí me han gustado Povea, Joaquín Palomo y Paco Porras, al violín; Pepe Romero, José Raicero, Martín y Salvador Gutiérrez, a la guitarra; Luiso, Quinito, Galleta y Sardina, como pandereros; Juan Medina, Andrés “Cinco reales”, Joseíto el de Padre Galbón, con  los platillos y al baile Antonio Portillo Calderón, con la bandera, y las Mellizas del Túnel, La Vito..

¿Qué valoras más en la gente que la conforma?
-En general es buena a relación  en los verdiales, aunque no todos compartimos las mismas ideas, nos respetamos los unos a los otros. Hay algoque mepreocupa mucho, la dedicación con la que algunas personas protegen esto y que haya otros que por su condición se aprovechan para ganar dinero. Hoy hay muchos profesores que sólo ponen la mano y eso no sirve. Tienen que demostrar que merecen ser profesores.

¿Qué le pides al futuro de la Fiesta?
- Procuremos que haya escuelas auténticas de verdiales y que los profesores enseñen lo más correcto posible, aunque la Fiesta nunca ha sido de escuela. Yo no fui nunca a la escuela. Tenemos que entender la música como un sentimiento.

¿Desde que edad empiezas a oír cante flamenco?
-Desde chico. Yo oía a Camarón y me gustaba.

Ya que cantas y sabes acompañar con la guitarra, ¿qué te gusta más, el cante o el toque?
-Hay cante antiguo adonde ahondar pero no hay guitarra antigua. A mi me gustaría profundizar en el toque antiguo.

¿Qué te ha calado más hondo en el Flamenco?
-El cante de Don Antonio Chacón, Sebastián “El Pena”, Vallejo, la Niña de los Peines y su hermano Tomás. Y Manuel Torre. 

¿Cómo conoces tantos cantes y de dónde te salen?
-De investigar. Buscaba en libros y en las firmas de las coplas. Mis padres conocían los nombres de los grandes. Naranjito, Pinto, Varea y Chocolate. Yo buscaba algo que me llenara y lo encontré. Así, indagando, di con los cantes de Carbonero, Vallejo, Mochuelo, Paca Aguilera, Juan Breva, El Pena… Mira, Mariví, a mi abuelo le gustaba “El Niño la Huerta”. Cuando yo escuchaba aquello de El soldao herío me echaba a llorar. A mi me gusta mucho el flamenco y su historia. La verdad es que me gustaría en un futuro llegar a ser flamencólogo.

¿Cómo ves el panorama actual del Flamenco?
- Hoy no se está cantando flamenco. Hoy se hacen sólo tres cantes y yo no sé el porqué. Teniendo tantos palos, sólo se hacen bulerías, soleá, alegrías, y mal compás.

¿Dónde sitúas a Málaga en el  Flamenco?
-Hubo una época que floreció un campo con  hermosas flores y quizás se las cortaron… Influye mucho el que los malagueños no valoramos lo que tenemos. Pero Málaga está volviendo a nacer.

Con optimismo acaba y con admiración despedimos a Sergio, agradeciendo que esté su corazón abierto a estas artes tan malagueñas. En honor a la verdad y para poner punto y final a esta entrevista, hay que decir que el futuro de la Fiesta de Verdiales  y del Flamenco está más que asegurado con personas del talante, cariño y dedicación de Sergio Cuesta. Gracias, amigo.

Mariví Verdú, el día 20 de Diciembre de 2007, en la Semana de Verdiales de la Peña Juan Breva.
Foto Archivo FeM. Jesús González Rodríguez

« VOLVER AL INDICE