Flamenco en Málaga
  Administrador
« VOLVER AL INDICE

Dicho acto se celebró en el salón de plenos de la Villa de Comares y se abrió con la proyección de un documental sobre la vida y obra del galardonado. El corto titulado Paco Parra, poeta de los cerros, pretende acercarnos la vida y la obra del poeta  y hacernos cómplices a todos de este homenaje que no es más que un acto de justicia cultural.

Francisco Parra Postigo, vecino de la Villa, emocionado y arropado por familiares y amigos, recibió el Botijo de Oro a las Bellas Artes en su IV edición, agradecido y emocionado.

 

 

 

Paco Parra, como le conocemos todos, se ha ganado este Botijo de Oro por merecimientos propios, porque su trayectoria como escritor es indiscutible y así debe saberlo todo el mundo. Y lo decimos desde su pueblo, Comares, que es como decirlo desde tan alto que el universo entero se enterará. Comares es su tierra, la tierra que le vio nacer y la que ha elegido para la segunda irrevocable etapa de su vida. Desde el cerro de Comares, como si nuestra voz fuera la del muecín eterno, pregonamos  su valía y la historia se hará eco de su paso con respeto y agradecimiento.

Lo que Comares le debe a Paco es tanto como lo que Paco debe a Comares. Estos aires le han hecho ser quien es, uno de los poetas con voz más singular del momento histórico de la Literatura. Pero Comares le debe a Paco el cariño y el respeto de quien ha ido pregonando sus raíces y el amor a su tierra, y sembrándolo en todos nuestros corazones. Gracias a Paco Parra Comares ha sido cantada, pintada, fotografiada, aireada por el mundo cultural y por tanto conocida, reconocida, apreciada y amada por todos nosotros. Y hemos venido a Comares para rendirle este homenaje porque a Paco ya es difícil sacarlo de su entorno, él vive feliz aquí su jubilación, querido y arropado por los comareños, y Málaga se le va haciendo materialmente lejana a pesar de tenerla al alcance siempre porque está dentro de su corazón.  Y hemos escogido Comares por otra cosa, secundaria pero muy especial para nuestra asociación:

Comares fue el lugar de su nacimiento. Un hibernal día de febrero de 2003 nació la Asociación Cultural Literario Flamenca “Calle del Agua” sobre la mesa de camilla de Paco Parra, rebosante de proyectos, clara y limpia como su nombre indica. 

Calle del Agua creció, respaldada por un puñado de artistas, y vivió abriéndoles el  paso a los jóvenes y a los no apadrinados por los poderes públicos, por lo que estuvieron con nosotros grandes artistas de todas las Bellas Artes Malagueñas que tuvieron en nuestra asociación su momento de lanzamiento y de gloria. Calle del Agua, impulsora de los verdiales y del flamenco, pionera en las publicaciones malagueñas con una revista que dedicó su primer número casi al completo a Comares y a la Fiesta de Verdiales,  vivió su primera etapa llena de ilusiones. Hoy, después de tres años de obligado silencio, hemos vuelto a retomar nuestro camino  con este acto justo y merecido, en el que honraremos al poeta Paco Parra.(Parte del texto de Mariví Verdú, narrado en el documental por Jesús González).



Damos las Gracias a cuantos han ofrecido su arte en honor a Paco Parra, la presencia queridísima de la Panda de Verdiales “Arroyo Conca”, la sentida y flamenquísima actuación de la cantaora Sole de Málaga que estuvo acompañada por la espléndida guitarra de Paco Ríos, y a los artistas que actuaron sumándose al programa: el consagrado guitarrista Antonio Losada, presidente de la AAFM (Asociación de Artistas Flamencos de Málaga) y Joaquín Cabello, cantaor de flamenco y vicepresidente de la entidad.

Gracias a los amigos que igualmente nos honraron con su presencia, poetas y artistas, amigos y paisanos, gracias. Y unos agradecimientos muy especiales al artista de la fotografía Ibáñez, autor del cartel y de todos los carteles de anteriores ediciones de los Botijos de Oro;  a mi compañero Jesús González Rodríguez, ya que sin su intervención hubiera sido materialmente imposible realizar este acto ni poder disfrutarlo con todos ustedes; y a Ana María Olmedo, por su generosidad.

Y gracias al Sr. Alcalde, al Teniente de Alcalde y a los miembros de sus servicios operativos, a sí como a la Sra. Concejala de Cultura de Comares, por su presencia y atenciones, por estar hasta última hora con nosotros, por haberse adherido a nuestro homenaje haciéndole entrega de una placa conmemorativa de parte del pueblo de Comares con un texto bellísimo y entrañable, y por darnos la oportunidad de realizar este acto en las instalaciones municipales y habernos incluido en la programación de la Semana Cultural de Comares.


Calle del Agua vuelve a trabajar para la Cultura en Málaga y en breve, gracias al apoyo de quienes todavía creen en que puede ser posible un proyecto "por amor", renacerá también la publicación con su revista número ocho y con el primer libro de la Colección Poética "Calle del Agua", para el que nos ha retrtado al autor la querida Rosa Correia, pintora  y gran amiga del poeta. Gracias a todos los que nos habéis apoyado incondicionalmente y habéis creído en nuestro proyecto cultural.

 

Doliente y de Occidente en Carta a un viejo poeta
publicado en www.diariolatorre.es
Alhaurín de la Torre, 23 de Abril de 2009


Mi estimado poeta Paco Parra: Hallé tu carta hace apenas unos días. Quiero darte las gracias por tu gran afecto y confianza y por tus versos.

Paco, ya sabes que hace más el que quiere que el que puede y aún entregada a la labor que conoces y compartes, me siento con necesidad de darme más, de darme por completo. Siento que la distancia entre tu pueblo y el mío no nos facilite demasiado la labor de la amistad, pero así lo hemos querido, tú, yéndote a Comares después de la jubilación, y yo, después del vapuleo que me dio la muerte, cogiendo las de Villa Pinos. Y aquí ando, como un árbol más, deseosa de florecer. Y quería hablarte, amigo Paco Parra, de tus versos, pero la intención crítica está demasiado alejada de mí. No hay cosa más deficiente que tocar una obra de arte con palabras críticas: siempre van a surgir interpretaciones equívocas más o menos felices. Las cosas nunca son tan evidentes y claras como generalmente se pretende hacernos creer. La mayoría de los hechos no tienen explicación lógica; se cumplen en espacios en los que jamás entró una palabra; y lo más inexplicable de todo es una obra de arte, existencia misteriosa, cuya vida es eterna y opuesta a la nuestra, que se desvanece.

Lo que sí quiero y debo decirte es que tus versos tienen forma propia y están impregnados de tu personalidad, de ti mismo. Se mantienen por sí mismos, son ya independientes de ti. Miran hacia tus adentros con mirada cósmica y cercana, miran desde el centro mismo del poema. Porque tú, Paco, has edificado tu vida conforme a la necesidad de tu alma, de tus versos, de la llamada de tus genes…has edificado tu vida en la poesía, en los cantos de la madre tierra, de la muerte y de la luz que tocas desde el cerro de Mazmullar.


Tu vida, aún en la hora más insignificante y pequeña, es signo y testimonio de una deuda con la poesía. Expresas, como el hombre primigenio, lo que ves y sientes, lo que amas y pierdes. Muestras  tus tristezas y deseos, los pensamientos que acuden a tu muerte y tu fe en algo bello; muestras todo eso con profunda sinceridad interior, serena, sumisa, y para expresarte, usas los objetos de tu entorno, imágenes de tus sueños y las cosas esenciales de tus recuerdos.


Tu vida cotidiana no es pobre, eres suficiente poeta para encontrar en ella tus riquezas. En los creadores no cabe la pobreza, ni los lugares pobres e indiferentes. Y aunque estuvieras en una cárcel sin poder percibir los rumores del mundo exterior, ¿no tendrías siempre tu infancia, esa riqueza preciosa, grandiosa, fuente inagotable de recuerdos?


Tu soledad, tan amiga de la mía, está llamada a ser artista, Paco. Y tus versos, viejo poeta, tal como dicen las citas que inserto de Rainer María Rilke, reúnen todo lo necesario para la inmortalidad.


Ahora, te devuelvo el abrazo que me diste junto al Balcón de la Axarquía y te lo doy con corazón y todo, amigo Paco, en la esperanza de que el mundo merezca tu integridad y la belleza de tus obras. Tuya siempre, María Victoria Verdú.


Desde El Garitón, con una rosa de las de arriba España y unos lirios morados.

 

 

 

« VOLVER AL INDICE
 
Escribe tu comentario
¡Gracias por dejarnos su comentario! — Por favor, intente mantener su opinión relacionada con la anotación, no use insultos, agresiones, o faltas de respeto al autor y otros participantes de la discusión. En caso de no atenerse a las reglas, su comentario podría ser borrado.
   
Nombre (*)
Email (*)
Comentario (*)
Anti-bots (*) Flamenco en Málaga
  Introduzca el código que ve
sobre esta casilla, por favor:
(*)