Flamenco en Málaga
  Administrador
Buscar artículos que contengan
Se muestran todos los artículos:
PÁGINA 1

lunes 21 de diciembre de 2009

XLI PREGÓN SEMANA DE VERDIALES DE LA PEÑA JUAN BREVA,
por Curro Flores

PREGÓN DE VERDIALES 2009,  de la Peña Juan Breva, por Curro Flores.

Queridos amigos y amigas de la Peña Juan Breva. Fiesteros y fiesteras, aficionados/as  a la Fiesta:
Nuestros amigos de la Peña Juan Breva, presididos  por  mi buen amigo Gonzalo Rojo, han querido que ocupe plaza de honor de pregonero de la cuarenta y una Semana de Verdiales. Esta  elección la parió la camaradería, la amistad y el afecto que nos profesamos, no hay otro mérito.
En este lugar  tan singular de nuestra ciudad, donde se enseña que “escuchar es un arte”, trato de rendir culto, de un modo personal,  al más longevo de nuestros bienes culturales, no sé si sabré restituir lo mucho que me han dado en lo público y en lo privado los fiesteros y fiesteras, los verdiales.

De nacer dos veces o tres, cuánto haga falta, no me canso del mundo, quiero una infancia feraz  y saltarina en los Montes de Málaga...
ComentariosExisten 0 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

lunes 23 de febrero de 2009

PACO EL DE LUCENA: 150 AÑOS

El día uno de junio se cumplirá el 150 aniversario del nacimiento de Francisco Díaz Fernández: Paco el de Lucena, el guitarrista flamenco más importante del siglo XIX y la personalidad más trascendente de la historia de Lucena.

Durante un largo periodo, estuvo muy vinculado artísticamente a Juan Breva, el cantaor de mayor reputación entonces. Con posterioridad, lo estaría a Fernando el de Triana y a un joven Antonio Chacón....

Eusebio Rioja  nos acerca al personaje, enviándonos un trabajo para el disfrute de los lectores de www.flamencoenmalaga.es

Gracias, Eusebio.

ComentariosExisten 0 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

jueves 1 de enero de 1970

LA PRIMERA LLAVE DE ORO DEL CANTE, TOMÁS EL NITRI, Y EL CAFÉ SIN TECHO DE MÁLAGA, 
por Eusebio Rioja 

Mucho se ha escrito sobre el acto de entrega de la primera Llave de Oro del Cante a Tomás el Nitri. Distintas son las versiones que circulan sobre aquel acto y todas se deben a la escurridiza tradición oral. Lo cierto es que aún no hemos hallado ninguna referencia que lo documente y concrete.
Y puede ser que nunca la encontremos. Todo parece indicar que se trató sólo y nada menos que de un cariñoso homenaje de admiración que los amigos malagueños de El Nitri le ofrecieron y para el que idearían como obsequio una llave de oro. Llave que según cuentan, era reproducción de la de los toriles del coso de Málaga. Así pues, difícilmente los medios de entonces se hicieran eco del acto, por más que estuviesen en él presentes el general Sánchez Mira, el farmacéutico Manuel Pérez de Guzmán y el cantaor y guitarrista El Planeta, quien residió en Málaga durante algunas épocas de su vida.
ComentariosExisten 3 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

jueves 1 de enero de 1970

UN ENIGMÁTICO CANTAOR Y GUITARRISTA DECIMONÓNICO: ANTONIO JIMÉNEZ OSUNA, 
por Eusebio Rioja

Habría que calificar a Antonio Jiménez de Osuna, como caso raro y curioso en la historia del Arte Flamenco. En muy parcas ocasiones han aparecido sus referencias en los ensayos históricos sobre nuestro Arte. Y menos, en los escritos que consideramos clásicos. Ningún literato coetáneo lo ha glosado. No sabemos cuándo nació, ni dónde residió. Sólo poseemos una difusa noticia sobre su lugar de nacimiento: Murcia. Sin embargo, la prensa del siglo XIX recoge abundantemente su actividad artística y siempre con un denominador común: colmándolo de elogios. Veámoslas:

ComentariosExisten 0 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

jueves 1 de enero de 1970
“Calla su vieja guitarra. Sarmentosas, flácidas,
cansadas de rasguear tristemente, las manos
del viejo gitano han quedado inmóviles”.

Necrológica de Rafael Flores Nieto “El Piyayo”,
publicada en el diario SUR el día 30 de Noviembre de 1940

Rafael Flores Nieto “El Piyayo”, nace en los años sesenta del s. XIX y muere, abrigado bajo la muralla de la Alcazaba, plaza de Santa María, arruinado su cuerpo por la arterioesclerosis, el 25 de noviembre de 1940.

Málaga le debe al Piyayo un reconocimiento y, el mismo, bien pudiera plasmarse en un monumento cuya posible ubicación pudiera ser la Plaza de Félix Sanz que él tanto frecuentó. La escultura, obra del malagueño Miguel García Navas, a falta depequeños retoques, está ahí esperando justicia y financiación, y parafraseando a Antonio Beltrán Lucena: “si El Piyayo hubiera nacido en Córdoba o Sevilla...”.

La Coracha Dibujo de Ana Flores

ComentariosExisten 2 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

jueves 1 de enero de 1970

El Piyayo, La Pirula y un periodistaDE CHARLA CON RAFAEL FLORES NIETO EL PIYAYO
por Miguel Ángel del Pozo Tomé

¿Qué quién soy?, yo soy “El Piyayo”, Rafael Flores Nieto y algunas veces Rafael Nieto a secas, y yo me sé el porqué. Soy malagueño, perchelero, gitano, flamenco, republicano y hombre de una sola palabra. ¿Quién da más?.

“...soy republicano y de los fetén, no de esos de ahora, más frescos que los boqueroncitos victorianos”.
Mi mare me parió en el Perchel, dicen, y lo creo, que en la calle Cañaveral o muy cerquíta. Mire osté: yo aunque estaba allí no m´acuerdo pero lo tengo mú escuchao, tampoco
er día ni el año y ni farta que me hace, así es mejó.
“...nací de un vaso de vino de amor, de una madre hija de una madre de quince años, al menos ezo creo”.

ComentariosExisten 3 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

jueves 1 de enero de 1970

UN GUITARRISTA EN LOS ALBORES DEL FLAMENCO: FRANCISCO RODRÍGUEZ MURCIANO
por Eusebio Rioja.

No son muchos los nombres, ni muchas las referencias que hasta ahora hemos reunido sobre los guitarristas populares de la primera mitad del siglo XIX. Y menos aún, sobre los que podamos suponer que fueran precursores del toque flamenco. Nos referimos al toque flamenco conocido y suficientemente documentado. Por ello, nos satisfacemos al poseer un arsenal amplio, denso y cualificado de noticias acerca de un guitarrista que por su vida y su obra, consideramos un precursor indiscutible. La solvencia de las fuentes que vamos a utilizar y el prestigio de sus autores, nos llevan a afirmaciones tan tajantes y efusivas. Además, el insólito caso de poseer la obra de este guitarrista -caso insólito entre los guitarristas populares de su época- nos obliga a expresarnos con toda seguridad: a ahuyentar todo espectro de duda.

ComentariosExisten 1 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

jueves 1 de enero de 1970

El Café de Chinitas, por Diego CeanoSOBRE EL CAFÉ DE CHINITAS
por Jesús Asensi Díaz 

En estos tiempos de euforia y de recuperación flamenca para Málaga, demostrado en ese importante evento que a todos nos ha sorprendido, “Málaga en Flamenco”, habría que pensar en rescatar este lugar mítico. Cuando en Málaga se están acometiendo obras públicas y museísticas de gran envergadura, la de recuperar para la historia de la ciudad y para la excelencia y dignificación del  arte flamenco “El Café de Chinitas” sería una actuación importante al tiempo que un gran acontecimiento cultural, social y turístico. Todo lo que Málaga necesita.

Imágen: El Café de Chinitas. 
Pintado por Diego Ceano.

ComentariosExisten 1 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

jueves 1 de enero de 1970

"El Piyayo”. Notas y recuerdos sobre su figura, por Miguel Ángel del Pozo.

Cuando se habla del Piyayo es sorprendente que son escasas las personas, y me refiero en concreto a los aficionados al flamenco, que no tienen una idea negativa de él en cuanto a persona. A lo largo de los años que llevo interesado en el personaje, ha escuchado opiniones de toda índole.  Mendigo, borrachín, pendenciero, vago y otros epítetos largos de enumerar, y lo mismo sucede en cuanto a sus dotes artísticas. Cuando se habla del Piyayo, se habla de un pedigüeño que se ganaba la vida mal cantando y vendiendo baratijas que portaba en una caja de cartón o en el bolsillo de su chaqueta. Cuando se habla del Piyayo se hace de un Piyayo derrotado, un Piyayo tan injustamente encerrado entre rejas, como de un Piyayo liberado, más bien “arrojado a la calle” enfermo, con las manos artrósicas y la arteroesclorisis cegando sus venas   para que se muriera en ella abrazado a su guitarro sin cuerdas. Pocos son los que recuerdan a un Piyayo joven, espigado y viril, de su inteligencia, y su entereza firmes convicciones, que equivocadas o no mantenía: “Nunca he pedío limosna a naide, yo me gano la vía con mis coplas y mi guitarro”, “El que quiera oírme tié que ser al naturá, no encerrao en una lata”, “ Yo ayudo a los míos y ellos a mí”... y más y más. Cuando se habla del Piyayo escasos son los que recuerdan la estima de los suyos y de muchos payos y el respeto que hasta su triste final tuvo.

ComentariosExisten 4 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...