Flamenco en Málaga
  Administrador
Buscar artículos que contengan
Se muestran todos los artículos:
PÁGINA 1

miércoles 23 de noviembre de 2016
ComentariosExisten 0 comentariosComentariosAñade tu comentario

jueves 1 de enero de 1970

Trinidad Navarro "La Trini"La Malagueña II

Dos grandes amigos y maestros, grandes conocedores de los cantes de Málaga, Francisco Padilla y José Luque Navajas, me dicen que no hay datos de esa mujer que tiene la tristeza para ella sola, que hace la malagueña más delicada y trágica que pueda hacer criatura. Dicen que los amores fueron causa de su vida y de su muerte: La Trini

ComentariosExisten 2 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

jueves 1 de enero de 1970

Sacando el copo, dibujo de Ana Flores BelloEl viejo Jabegote II
Para hablaros un poco de su historia y de los protagonistas del cante en sí, después de conversar con mis buenos amigos Cándido de Málaga y Antonio de Canillas y de consultar a los grandes autores malagueños, expertos investigadores del tema, puedo deducir que no es muy amplio el conocimiento que de este cante se tiene ya que todos ellos llegan casi a las mismas conclusiones, las que a continuación les resumo:

ComentariosExisten 3 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

jueves 1 de enero de 1970

Cándido de MálagaEl viejo Jabegote I 

El Jabegote es un fandango abandolao, nacido en el litoral de Málaga, de raíz verdial, que atribuye su creación a los marengos, a esas voces de mar que cantaban por la zona de la Barriada del Palo y por otros lugares de la costa malagueña. Gracias al trinitario D. Cándido Castro Padilla y al Hijo Predilecto del malagueño pueblo de Canillas de Aceituno D. Antonio Jiménez González ha llegado hasta nosotros la belleza de este cante.

 

ComentariosExisten 4 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...

jueves 1 de enero de 1970

La Farola de Málaga dibujada por J. BugellaLa Malagueña I
Málaga, que alberga más  música que luz, tiene un cante profundo que la singulariza. Nace por "el lugar", bien cercada la noche, del pecho a la garganta, en el trino del hombre que reclina su cabeza ante Dios, o en la taberna. De la mujer que muere de amor ante la vida. Un pesimismo claro que demuestra lo sabio que es el pueblo que cantando le reza. Canto del desconsuelo, no exenta de alegría, es un grito que sube desde el Hacho* hasta el cielo.

ComentariosExisten 1 comentariosComentariosAñade tu comentario+ más...