Flamenco en Málaga
  Administrador
« VOLVER AL INDICE

Algunos momentos del espectáculo están reflejados en estas fotos. Pero lo que no puedo reflejar nada más que con palabras es la desgraciada puesta en escena a la que estuvieron obligados estos artistas de primerísimo orden. Ellos no sé si dirán nada, pero el frío se les notaba en las caras. Lo que pasa es que, como son tan profesionales, imagino que harían de tripas corazón y se limitarían a hacer su trabajo bien hecho y nada más. Pero yo quiero hacer lo mismo y, como lo mío es contarles las cosas que pasan en el flamenco de esta maravillosa tierra que me dieron al nacer, tengo que ser objetiva y contar lo que mis ojitos vieron y lo que sintió mi corazón.

Emprincipiando, palabra muy del uso de Ortíz Nuevo, la putada de las entradas. Media hora para conseguir que nos dejaran pasar a un teatro que estaba a menos de la mitad de su capacidad y que quedó con muchas asientos vacíos . La mayoría de los poseedores de entradas regaladas en el centro, estoy segura que acudieron  equivocadamente al Centro Cultural Provincial, por falta de información y por lo que pasa cuando no se hacen las cosas con cariño.

Segundo, el frío escénico. Un hospital robao parecía, con mucho bajío para los flamencos. Fondo amarillo y con ojeras.
 La presentación, sin palabras.
 
Tercero, la falta de organización y de personal para atender las demandas de una buena puesta en escena, ya que tuvo que salir Ana Pastrana con una silla en la mano para empezar su actuación, que estaba previsto hacerlo sentada. 

Se podían correr caballos en el escenario, pero eso, caballos, no un concierto flamenco. 

Y dos preguntas ¿porqué no aparecía la Federación de Peñas Flamencas en el díptico nazareno que nos dieron en la entrada, ni logo alguno  en el escenario, en especial del patrocinador, o sea, de La Caixa?

Lo que pasa es que allí estaban los que estamos siempre y nos gusta el flamenco, los que deseamos que las cosas  vayan bien para este arte singular y vamos al fin del mundo si se tercia a ver y oír a nuestros artistas, los que nunca protestamos. Pero esto ya parece cachondeo. Hay que tragar quina y joderse porque se está desvirtuando a pasos agigantados. Los políticos hacen lo que les da la gana con el dinero público y encima con el dinero de los bancos... Y lo peor es que hay que callarse, porque si hablo, a lo mejor ya no me dejan entrar allí, viendo como anda la cosa y continuando el Sr. Cháves  por cuatro amargos años más en Diputación, con todos sus empleado -incluyendo los que están por encima de él-. Vamos, un interesadísimo y claro mangoneo flamenco y, como en la mejor de las dictaduras, de ordeno y mando. Y digo yo ¿no estamos en tiempos de democracia? Pues nada, todavía hay indivíduos que no se lo creen y cuando se ven con poder te cortan... no la lengua, aunque posiblemente les gustaría, pero sí la vida y las ilusiones. Y sólo porque no tragas, porque no comulgas con ruedas de molino. Pues no, señores, no comulgo. Lo único que me alegra de esto es que cobren nuestros artistas. Por lo demás, cero patatero para la organización y para el mamoneo existente para con este arte que nos identifica en el mundo entero. Han visto un buen filón y se nos han puesto flamencos hasta los que han subestimado este arte y a sus protagonistas,  pero, como ven, hay que explotar el filón a toda costa. Y así lo están haciendo. Y así salen las cosas, dan espectáculo pero "un espectáculo" con todas las letras.

Bueno, antes de acabar debo hablar de las actuaciones, que los artistas no tienen culpa de tan mala sangre. Dada la personalidad de los protagonistas, no cabía duda de que las actuaciones serían excelentes. Gracias a Andrés Cansino por su concierto de guitarra y a su acompañante a la percusión, Juan Heredia; a Paqui Corpas por su cante y su flamencura -y particularmente por cantar una de mis letras por malagueña-, a Manolo Santos, por saber lo que es acompañar a la guitarra, y a la bailaora Ana Pastrana por su magnífica intervención, una prometedora bailaora que dará mucho que hablar. Actuó acompañada de un grupo de músicos y de la cantaora Nuria Martín. Ana Pastrana y Nuria Martín han sido galardonas recientemente, cada una en su especialidad, Baile y Cante para el Baile, en Málaga Crea 2008

Quiero que conste que allí no dimos las espantá porque somos muy tolerantes. Los artistas, porque son artistas profesionales y bastante prudentes, ya que cualquiera hubiera salido corriendo de aquel quirófano amarillo. Los espectadores que nos quedamos hasta el final no huimos por respeto a nuestros artistas, porque estoy segura de que más de la mitad nos hubiéramos ido a dar una vuelta por nuestro paseo marítimo para calmar la mala leche. Lo juro. No se pueden hacer las cosas tan malamente. Un 0 a la organización.

Desde www.flamencoenmalaga.es Mariví Verdú
Fotos de Archivo FeM

 

« VOLVER AL INDICE
 
Escribe tu comentario
¡Gracias por dejarnos su comentario! — Por favor, intente mantener su opinión relacionada con la anotación, no use insultos, agresiones, o faltas de respeto al autor y otros participantes de la discusión. En caso de no atenerse a las reglas, su comentario podría ser borrado.
   
Nombre (*)
Email (*)
Comentario (*)
Anti-bots (*) Flamenco en Málaga
  Introduzca el código que ve
sobre esta casilla, por favor:
(*)